.

Michoacán aplica su propio instrumento de medición “el papalote” en educación inicial no escolarizada

papalote

  • Sus resultados tienen reconocimiento nacional
  • Más de 20 mil menores han sido atendidos

Morelia, Michoacán, miércoles 26 de septiembre de 2012.- La Dirección General de Desarrollo e Investigación Educativa, a través de sus Jornadas de Investigación presentó a la profesora e investigadora María del Carmen Cervantes López, quien expuso un proyecto de evaluación único en el país y con reconocimiento nacional denominado “El Papalote” de la autora intelectual Manuela Bolea Murga.

Este instrumento sirve para conocer y evaluar importantes aspectos del proceso de desarrollo de los niños de cero a cuatro años de edad, beneficiarios del programa de Educación Inicial no Escolarizada de comunidades indígenas urbano marginadas.

En educación inicial se trabaja a través de sesiones dirigidas a madres, padres de familia y embarazadas para favorecer las competencias relacionadas con prácticas de crianza que promueven el desarrollo del niño.

Los promotores educativos que atienden a padres de familia y a sus hijos con estos rangos de edad, son los encargados de aplicarlo; a través de este método se detectan necesidades para definir acciones con los padres de familia sobre el cuidado de los infantes; se conoce el estado de nutrición del niño, fomenta procesos de capacitación, elabora diagnóstico socioeducativo y fomenta la corresponsabilidad, entre otros beneficios.

Este instrumento tiene gran aceptación por su sencillez para aplicarlo, ya que va dirigido a promotores con nivel de escolaridad básica y a padres de familia que no cuentan con preparación profesional y en algunos casos son analfabetas.

Su gran aceptación en la evaluación del proceso de desarrollo desde hace 10 ciclos operativos, provocó que el Consejo Nacional del Fomento Educativo permita a Michoacán que aplique su propio modelo de evaluación, que también es reconocido por promover acciones para ayudar al buen crecimiento integral del infante.

Cervantes López expuso que este instrumento se aplica en mil 341 localidades por mil 441 promotores educativos que han evaluado a más de 20 mil niños menores de cuatro años, por medio de la medición cuantitativa y cualitativa.

El Papalote es una gráfica que a través de cuatro áreas de desarrollo que contemplan siente indicadores para evaluar al niño, en cada eje curricular se contabiliza el actuar del infante, se traza una figura sobre el plano de los ejes cartesianos y  al unir los puntos de desarrollo del niño se forma el papalote. El impacto de la figura describe el desarrollo e impacta directamente en los padres de familia.

Los cuatro ejes de necesidades del desarrollo infantil que se evalúan son los siguientes:

1.-Cuidado y Protección: el cual permite conocer la salud, higiene, alimentación y protección del menor.

2.-Personal y Social: Evalúa la identidad, autoestima, autorregulación, autonomía e interacción con otros objetos.

3.-Lenguaje y Comunicación: Se conoce a través de gestos, sonidos, movimientos, palabras, frases, oraciones, números y gráficas plásticas el desarrollo del infante.